No es ningún secreto que el vídeo marketing se está imponiendo cada vez más en las estrategias de marketing digital. Los expertos calculan que, hoy en día, el vídeo representa al menos la mitad de todo el tráfico de Internet, y hay sugerencias de que para 2018 aumentará hasta el 79% y para 2020, el 82% de todo el tráfico de Internet será de vídeo. Innegablemente, el vídeo ya no es una tendencia, es un pilar.

Pero, ¿realmente funciona?

Os dejamos algunos datos para que valoréis vosotros mismos si incorporáis el contenido audiovisual a vuestra estrategia de marketing online:

  1. A pesar de que la producción de vídeo no es una tarea fácil ni barata, vale la pena. Y es que tus videos no tienen que ser perfectos. ¡Es el contenido lo que importa! Además, hoy en día todo el mundo tiene un teléfono. Para ser más específico, hay 2.3 mil millones de usuarios de teléfonos inteligentes en todo el mundo, equipados con cámaras de alta resolución. Esto se traduce en que las grabaciones de vídeo ya no requieren equipos pesados ​​ni profesionales para fabricarlos.
  2. La mayoría de la información transmitida a nuestro cerebro es visual. Conseguir la atención de tu público objetivo es una de las partes más difíciles de la comercialización de productos y servicios. Estamos abrumados con mensajes de marketing. Tus clientes potenciales no quieren leer otro correo electrónico de ventas o descripción de producto. Añadir un vídeo de producto en tu web puede aumentar las conversiones. Algunos estudios demuestran que el 74% de los usuarios que vieron un vídeo explicativo acerca de un producto posteriormente lo compró. Piensa lo fácil que es ver un vídeo de dos minutos sobre cómo solucionar un problema doméstico, por ejemplo que no funcione la lavadora, en comparación con la leer el manual de instrucciones.
  3. Google adora los vídeos: Los vídeos permiten aumentar el tiempo que pasan los visitantes en tu web. Por lo tanto, la exposición más larga construye confianza y los motores de búsqueda dan señales que tu sitio web tiene un buen contenido.
  4. El vídeo es mucho más propenso a ser compartido en las redes sociales que cualquier otro tipo de contenido. La publicidad de video creativa y cargada de contenido emocional puede difundirse en Internet en cuestión de días, obteniendo millones de visitas.

El vídeo marketing es algo que las empresas dejan de lado, poniéndose en una gran desventaja en comparación con sus competidores que sí utilizan esta eficaz estrategia de marketing. Con la tecnología de hoy, prácticamente cualquier persona puede crear un vídeo para su empresa, productos y servicios. ¿Te animas?

Pide información de nuestros Posgrados sin compromiso:

Programa Superior de Comunicación y Marketing Online

Programa Superior de Dirección de Ecommerce