Marketing online y social media

Del diseño web responsivo a la tecnología del futuro

Hace dos años y medio asistí a un seminario en la UPV donde un trabajador de Google nos comunicó con una inequívoca efusividad la necesidad de adecuar nuestros proyectos web a los dispositivos móviles. Incluso en aquel momento el ponente se atrevió a lanzar el consejo de realizar cualquier nuevo proyecto directamente en formato móvil. Tal consejo, evidentemente, me pareció excesivo, incluso a día de hoy me lo parecería… pero lo importante de aquel momento es que aquel consejo lo estaba dando un trabajador de Google, así que ya en aquel momento me planteé la importancia de lo que estaba exponiendo el ponente, por la sencilla razón de que sus consejos reflejaban la voluntad de nada menos que un gigante como Google.

Hoy, dos años y medio después, oh sorpresa, Google modifica su algoritmo de indexación, como muchas veces en el pasado lo ha hecho, y muchas veces en el futuro lo seguirá haciendo, para ajustar sus criterios de indexación, en este caso favoreciendo el posicionamiento de sitios web que, de alguna manera, estén preparados para visualizarse correctamente en dispositivos móviles.

La moraleja es que hay que estar atento, con cuanto más tiempo de antelación mejor, a las tendencias y a los cambios en el sector tecnológico.

Esto no cuesta. El seminario al que asistí, no reveló información que no se pudiera encontrar públicamente en cualquier web especializada.

La web añade una supuesta democracia donde cada usuario tiene completa libertad sobre el contenido, el diseño web y la estructura de un sitio web. Sin embargo, la realidad es que, sobre todo la estructura de un sitio, y en menor medida la presentación, debe seguir unos estándares impuestos “por los grandes”, para que nuestro sitio web aparezca bien posicionado en los principales buscadores.

Este post, sin embargo, no trata sobre la tiranía de “los grandes” sobre todos los que creamos sitios web – podemos tratar ese tema sin problema en un futuro.

Lo que quiero compartir, sin embargo, son unas referencias inspiradoras sobre qué es lo que tienen “los grandes” planificado para el futuro. Y cuando hablo del futuro, no me estoy refiriendo al próximo año, sino quizás a los próximos diez años.

Los videos que voy a mostrar a continuación pueden parecer muy futuristas y conceptuales, y desde luego que lo son, pero fijaos en quien los firma.

En primer lugar: Google y Google Glass.

Este video fue el primero que lanzó Google para presentar sus gafas inteligentes. Desde luego no es un video que muestre el funcionamiento real de tales gafas, pero sí que es una gran referencia visual de lo que podemos esperar de dispositivos más allá de los teléfonos móviles.

Puede parecer futurista, desde luego, pero recordemos que estamos entrando ya en la época de los relojes inteligentes:

A continuación, un video de su rival, Microsoft, mostrando cómo esta empresa ve el futuro a 10 años vista. Insisto en que puede que el video muestre material que nos parezca de ciencia ficción, pero es Microsoft el que está firmando el video, no cualquier aficionado a los efectos especiales.

En él podemos observar ideas y conceptos muy interesantes que ya quisiera ver yo realizados a día de hoy:

Y luego podemos encontrar un número bastante grande de videos conceptuales en Youtube y otras fuentes de información en internet que nos ofrecen muestras de cómo podría ser la interactividad de los seres humanos con los dispositivos digitales en un futuro.

Un ejemplo de estos vídeos es este:

En este ejemplo de Microsoft podemos observar como el uso doméstico de estas tecnologías puede estar incluso más cercano de lo que podemos suponer:

Estos son sólo algunos de los cambios que nos puede traer el futuro. Emocionantes cambios a los cuales nos podemos adaptar perfectamente si los vemos venir con tiempo.

Por último, insisto en que pueden parecer muy futuristas, pero recordemos que hace 10 años llevar en el bolsillo un dispositivo de 4 núcleos y HD1080 sonaba completamente futurista, y ese mismo concepto hace 20 años era simplemente inconcebible… y hoy sin embargo es lo que tenemos a nuestro alcance. Siguiendo la misma regla de tres, no cierres tu mente a lo que es posible en el sector tecnológico a 10 o 20 años vista.

Artículo escrito por Jose Vicente Carratalá


Suscríbete al Newsletter de nuestra Escuela de Negocios IEM





 

[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]