Marketing online y social media

Dispositivos y marketing online

Breve historia de la computación:
En el principio, los ordenadores ocupaban habitaciones enteras y pesaban toneladas. Poco a poco fueron reduciéndose de tamaño y de peso, y aumentando sus prestaciones, hasta caber en una “torre” en nuestros escritorios, al tiempo que la informática pasaba del terreno laboral al terreno doméstico. Pero por supuesto, una torre de ordenador nunca podría considerarse como “wearable”
Las torres dieron paso a los portátiles, y con el tiempo a los teléfonos móviles inteligentes y a otros dispositivos como las tabletas.
Hoy aparecen dispositivos con el término “wearable” (porque nos gustan mucho los anglicismos), y yo siempre me pregunto: ¿acaso no es cierto que hace años que no salgo de casa sin el móvil en el bolsillo?  A veces llevo camisa, a veces no. A veces llevo chaqueta, a veces no. Pero siempre llevo    el móvil encima, y no colgado como una mochila, sino integrado y contenido en mis prendas de vestir.
El objetivo de este artículo, sin embargo, no es discutir qué se puede considerar wearable y qué no puede considerarse como tal.

Los móviles ya están dando paso a los relojes, y pronto darán paso a las gafas o a otros tipos de dispositivos.
Yo suelo mencionar como un ejemplo a medio-largo plazo las lentillas que nos permitan ver la misma información que unas google glass, pero sin tanta parafernalia. ¿Ciencia ficción? También parecía ciencia ficción el que todos lleváramos un ordenador de bolsillo permanentemente conectado a internet, y mira, aquí estamos todos.

Al tiempo que han aparecido todo tipo de dispositivos que previamente no existían, también han ido apareciendo nuevas oportunidades de negocio, y estas oportunidades han cambiado la manera de hacer negocios.
Cuanto más tiempo pasan los usuarios conectados a los dispositivos digitales (desde ordenadores hasta teléfonos móviles), más evidente se hace la progresiva ineficiencia de los soportes tradicionales como medio de marketing, y el progresivo crecimiento del uso de los medios digitales como entorno de trabajo para poder vender productos y servicios. Esto se basa en el principio de estar en el sitio correcto, en el momento oportuno.

Y gracias a eso, por tanto, han aparecido nuevas oportunidades laborales, como el marketing online en su sentido más amplio, desde la planificación de una campaña digital para una venta física, hasta la venta de manera completamente online.
Pero este mundo digital cambia muy rápidamente.

De vuelta a los medios digitales “vestibles”, y pensando a medio y largo plazo, podemos esperar una integración más íntima cada vez de la tecnología en nuestros cuerpos. Si nos fijamos, en estos últimos 30 años, esta ha sido la tendencia, y esa parece que va a seguir siendo. Y si, te hablo desde lentillas inteligentes, hasta implantes cerebrales (como en Johnny Mnemonic, tampoco estoy inventando nada), hasta llegar a un caso extremo del concepto de trans-humano o post-humano.

Las innovaciones que tengan que venir en el futuro acabarán llegando igualmente, quieras o no. Si cuando escuchas o lees estos términos sigues, incrédulamente, pensando que te están hablando de películas de ciencia ficción, tal vez estás perdiendo la oportunidad de prepararte para aprovechar profesionalmente esas oportunidades, cuando lleguen, o incluso, por qué no, ser partícipe de su desarrollo, y no un mero usuario o espectador.

Artículo escrito por Jose Vicente Carratalá


Suscríbete al Newsletter de nuestra Escuela de Negocios IEM





 

[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]