Comercio Electrónico - ecommerce

El E-Commerce, un canal cada vez más competitivo y complejo

En este artículo, Javier Echaleku, director del Programa Superior en Comercio Electrónico y experto en E-Commerce nos da un paseo por  la evolución del E-Commerce desde sus inicios hasta la actualidad. Destapa falsos mitos asociados al Comercio Electrónico y nos muestra que la única clave del éxito es la formación, especialización, formación de buenos equipos y mucho mucho esfuerzo.

[fusion_builder_container hundred_percent=”yes” overflow=”visible”][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”no” center_content=”no” min_height=”none”][hr]

Recuerdo mis primeras andanzas en el E-Commerce allá por el año 2001. Intentábamos implantar una tienda online desde un ERP Navision a una empresa que vende almendras con marca propia. Suena descabellado ¿verdad?, pues imagínate en el 2001!!!

Además en aquella época en España casi ni se conocía OScommerce, que acababa de crearse en Alemania, y que era una de las primeras (por no decir la primera) de las soluciones opensource para crear tiendas online.

Así pues nuestra aventura con las almendras fue más un reto tecnológico que de negocio. Debíamos desarrollar todo, desde el backend al frontend, pasando por la estructura de servidores que permitiese que todo esto funcionase. Además es bueno recordar que los anchos de banda de internet en aquella época eran bastante lamentables (Se acababa de comenzar el despliegue del ADSL en telefónica), y solo un 8% de la población española disponía de una conexión a internet. Entonces ¿Para qué este esfuerzo e inversión?

Yo no soy programador, por lo que mi “misión” en aquella aventura estaba más enfocada a la parte comercial y de negocio. pero ¿Cómo íbamos a conseguir visitas? Solo un año antes se había creado Adwords y estaba todo muy verde. En fin, una aventura en un mundo totalmente desconocido.

El mundo fue cambiando, OScommerce fue creciendo, en 2007 nacieron Prestashop y Magento, la Alta Velocidad de internet empezó a implantarse en España y cada vez más gente tenía conexión a internet. Google se posicionó como líder tanto en búsquedas como en formato publicitario y empezaron a salir los primeros pioneros del ecommerce. Muchos de ellos siguen hoy en día y se han ganado un hueco en Google y en el mercado.

Luego llegó 2008, la crisis arrasó, las empresas empezaron a cerrar y mucha gente se fue masivamente a engordar las listas del paro. Llegó el momento de emprender, sobre todo por necesidad, y encima se puso de moda el E-Commerce.

E-Commerce IEM

A partir de ese momento todo el mundo quería tener una tienda online, muchos de ellos sin ni siquiera saber qué producto podrían vender, y además impulsado por la idea de que esto de tener un E-Commerce es sencillo, barato y pensado para “forrarse” en poco tiempo. No solo eso si no que la mayoría de los que se habían aventurado a iniciarse en el comercio electrónico no tenían ninguna (o casi ninguna) experiencia empresarial.

Luego estaban las empresas ya consolidadas (algunas habían ganado el pulso a la crisis y otras estaban sobreviviendo como podían). En ambos casos veían en el E-Commerce una vía de escape y salvación, así que también se pusieron manos a la obra.

¿Dónde nos encontramos ahora? en un escenario curioso.

La parte tecnológica ya no es un problema, hay mucha oferta de plataformas SaaS que alquilan tiendas online a las que poner una imagen corporativa, unos productos y empezar a probar el modelo de negocio. Además los costes de conexión y de servidores son cada vez más bajos y no resultan un gran porcentaje de la inversión. Si vamos a desarrollos a medida, podemos partir de Opesource y programar lo que queramos a nuestra medida y desde muchos tipos de inversión en función de la complejidad.

Sin embargo, el masivo crecimiento de la oferta, la potencia con la que han entrado los grandes players, la experiencia con la que compiten los “veteranos” y la exigencia, cada vez mayor, de los compradores, hace que este canal sea cada vez más competitivo en la parte de negocio.

El reto de un E-Commerce ya no es el tecnológico, si no el empresarial y de marketing. Y para salvar este reto se hace necesaria más y mejor formación, equipos especializados (tanto en la propia empresa como en los colaboradores de la misma), y sobre todo mucha visión empresarial del proyecto.

Ya no vale pensar que montar una tienda online es vender desde casa, si no que hay que plantearlo desde un escenario de crecimiento y consolidación.

¿Qué ocurrirá dentro de 5 años? que solo estarán los que den los pasos correctos, los que se formen y especialicen, los que sean capaces de crear equipos fuertes y con talento, los que tengan visión global y espíritu competitivo.

Adelante!!!

Artículo escrito por @echaleku


Suscríbete al Newsletter de nuestra Escuela de Negocios IEM





 

[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]