Sin categoría

La virgen del viral

El marketing viral es una de las disciplinas del marketing más de moda en estos días. Constantemente escuchamos noticias sobre campañas, videos… que se han convertido en virales. En este artículo, nuestro profesor Salvador Dàries, nos explica los pasos que hay que dar y los que no hay que dar para conseguir que nuestro ansiado marketing viral.

[fusion_builder_container hundred_percent=”yes” overflow=”visible”][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”no” center_content=”no” min_height=”none”][hr]

Los virales existen desde tiempos inmemoriales. Lo que pasa es que ahora se les ha puesto nombre y se les ha creado un dogma, cuanto menos discutible. El propio Jesucristo generó constantes virales a través de sus milagros y actos. Asombró al mundo lavando los pies a sus discípulos. Ya en la época moderna podemos citar la Guerra de los Mundos de Orson Welles, quien en 1938 creó un programa radiofónico en el que simulaba un ataque alienígena, provocando el pánico total en Estados Unidos.

La industria del marketing simplemente detectó el poder del viral y se lanzó consciente e inconscientemente a su feroz explotación. Sin embargo, el poder del marketing viral actual tiene su base en las redes sociales, que sirven de lanzadera para este formato. A todo ello se suma la crisis económica mundial, que requiere nuevas fórmulas de marketing low cost.

Antes de desarrollar un viral para tu marca, tienes dos opciones. Puedes encomendarte a la Virgen del Viral para que proteja tu criatura y te ayude a propagarla por el mundo. O bien tener en cuenta una serie de pautas que te servirán para minimizar los riesgos.

Lo primero y fundamental es evitar cometer los clásicos 10 errores que

  1. No planificar la estrategia. No se trata de hacer un vídeo y pensar que le va a interesar y a molar a todo el mundo… así sin más… a lo loco…
  2. No hacer algo interesante para la mayor cantidad de personas posibles, sino sólo “conocidos”. No llegar a la audiencia deseada es un gran error, porque deja de ser marketing viral, incluso deja hasta de ser marketing.
  3. Hacer piezas demasiado largas. Las acciones deben comunicar. No es preciso que sean extensas. Cuanto más comuniquen en menos tiempo, mejor, porque el efecto viral aumenta.
  4. No ser muy polémico o serlo demasiado. Como todo en la vida.
  5. Crear una campaña polémica que no comunica ni aporta nada. ¿Quién va a querer compartir algo que no le dice nada?
  6. Hacer algo aburrido. Comunicar no tiene por qué aburrir. ¿Quién va a compartir algo que le aburre?
  7. Creer que es real eso de “que hablen de mi aunque sea mal”. En ocasiones esto puede ser interesante, pero casi nunca lo es. No hay que intentar que hablen de uno a toda costa, a menos que esto no sea un problema.
  8. No tener en cuenta el mercado. Hay que pensar que en diferentes países existen diversas culturas, palabras y formas de entender las cosas.
  9. Ser inoportuno. Si te pasa en el pub, puede pasarte aquí. Sin querer, la campaña puede resultar inoportuna y generar un impacto negativo. Lo que viene a ser un bofetón.
  10. No mover el viral por la red. Una súper idea puede ser potencialmente viral, pero si no se mueve, se muere.

La virgen del marketing viral. IEM Business School

Si consigues evitar todos estos errores, empezamos bien. Ahora se trata de tener en cuenta unas claves indispensables.

–  Identifica las motivaciones, intereses y entorno del target y… olvídalo. A veces nos olvidamos de quienes somos y donde vivimos para poder entender el sentido de la vida. En estas reflexiones es de donde parten muchas de las grandes ideas que han viralizado en la red por todo el mundo.

–  Si conquistas su corazón, lo demás se conquista solo.

Tu marca no importa. Los beneficios pasan a ser secundarios. El dafo no tiene valor. Esconde tu marca.

– Genera diálogo, empatiza, ríe, llora, salta… Se trata de que tu marca se acerque hasta donde nunca se había acercado.

Sois iguales. No olvides que tu marca es como el cliente, con su virtudes y defectos.

Por otro lado, existe en marketing viral una serie de métodos estratégicos que suelen funcionar, como ofrecer al consumidor algo gratis, procurar el mínimo esfuerzo al destinatario, sacar provecho a las motivaciones universales del ser humano o aprovechar la mejor red de comunicación existente, es decir, el boca oreja.

En definitiva, queridos creyentes… Un viral no es una broma, aunque lo parezca. Y para hacerlo bien y obtener resultados hay que hacer mucho más que leer este post, aunque no está mal como punto de partida.

Nosotros mismo aplicamos estas reglas en nuestro propio viral de Dvila. Y funcionó.

 [su_youtube url=”http://www.youtube.com/watch?v=pkpD9qRROMI”]

Ah, y no olvidéis haceros fervientes seguidores de la Virgen del Viral. Siempre ayuda.

Artículo escrito por Salvador Dàries

Director Creativo Ejecutivo  Dvila Branding and Digital Experience

<h1>Marketing Viral</h1>


Suscríbete al Newsletter de nuestra Escuela de Negocios IEM





 

[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]