Marketing digital

La reputación online y la curación de contenidos, amigos inseparables

Vivimos en unos días donde la cantidad de información que nos llega diariamente es inmensa, y donde cada vez es más difícil que esa información capte nuestra atención. Para conseguir la atención de su público, las empresas deben seleccionar muy bien el tipo de contenido que publican. En este post, nuestra profesora María Martínez Lorman, nos explica la importancia de la figura del Content Curator y su repercusión en la reputación online.

¿Cómo puede asesorar un profesional sobre el contenido que debe ofrecer una empresa y que ésta tenga una buena reputación online? Sencillamente, monitorizando y sabiendo lo que los usuarios y la competencia dicen sobre las palabras clave que busca y así proporcionar el mejor contenido para su cliente.

El content curator es una de las profesiones de moda, o al menos una de la que más se habla, ahora mismo, entre los profesionales del social media y que -como bien  define Dolores Reig- se trata de “un profesional, interno o externo, especialmente implicado con el conocimiento, que asesorará sobre la información más relevante en el sector”.

Content Curator

Básicamente, sus funciones son:

  • Buscar,
  • Seleccionar,
  • Caracterizar y
  • Difundir información

Un proceso sencillo, aunque laborioso. De forma un poco más explicada, este profesional del marketing de contenidos lo que realiza es -tras seleccionar una serie de keywords- realizar una búsqueda de éstas en la Red concretamente en webs, noticias, foros, blogs, redes sociales, imágenes, vídeos,… A través de diferentes herramientas, como por ejemplo:

  • Buscadores
  • Google Alerts
  • Feedly
  • Quora
  • Social Mention
  • Buscadores de las redes sociales
  • Marcadores como Delicious
  • Paper.ly
  • Storify
  • Etc.

Con los resultados de esta búsqueda, el content curator podrá conocer qué se está diciendo y el sentimiento que ese contenido está generando en los usuarios, con la finalidad de desarrollar la estrategia de la marca y de tener información suficiente que difundir. Teniendo siempre claro que esa difusión no puede ser un copia pega, sino que debe ser “curada”, es decir, debe ser caracterizada.

Caracterizar contenidos es dar un toque personal a la información seleccionada, tras su búsqueda, y adecuarla a la imagen de la marca que se representa.

Muy bien, pero ¿todo esto qué tiene que ver la reputación online?

Pues sencillo, con una correcta curación de contenidos se consigue una estrategia adecuada, que proporcionará resultados óptimos a la marca y que, gracias a ellos, obtendrá una buena reputación online.

Muchos de nosotros utilizamos la selección y generación de contenido, no solo con un objetivo de difusión de nuestra marca sino también de posicionamiento en buscadores.

En este punto es donde me gustaría recordar las buenas prácticas de la curación de contenidos resumidas en este infografía de Community Curator:

El content curator y la reputación online, amigos inseparables.

Para terminar, solo me queda una pregunta que hacerte ¿serás capaz de  encontrar buen contenido y de ser original? Porque… ¿No tienes la sensación de que la mayoría de profesionales del sector parecen robots que hacen todos lo mismo?

En las clases que imparto sobre reputación online en IEM Business School enseño a los alumnos cómo realizar búsqueda de información / monitorización, cómo redactar informes según el contenido encontrado y cómo utilizar ese contenido en nuestro beneficio. Además de abordar algunos aspectos legales y de usabilidad que todos debemos tener en cuenta dentro de esta profesión.

Artículo escrito por @marialorman