tesoreria
Tech & Business

Ganar, ganar y ganar y volver a ganar……

Caja, caja y caja y volver a planificar y controlar la caja….

Con este símil futbolístico me gustaría poner en valor la importación de una buena planificación de la tesorería de cualquier negocio. Mencionar, que entre otras, las tensiones de tesorería generan los siguientes efectos:

  • No tener la cabeza en el negocio, dedicando tiempo y esfuerzo en resolver las necesidades de tesorería diarias y no prestando atención suficiente y necesaria a clientes, nuevos productos, lanzamientos, etc. Sustituimos actividades “generadoras de valor” por actividades de “supervivencia”.
  • Los negocios se deterioran muy rápidamente (decay curve). El descuido del negocio va más rápido de lo esperado, la falta de tesorería lleva tensiones entre accionistas y genera falta de consenso, y, adicionalmente, la necesidad de tesorería anima acciones poco recomendables (elevar financiación, retrasar información,…)
  • Retraso de inversiones y lanzamiento de productos.

Las 4 dimensiones para entender la planificación de tesorería.

Para ello, destacar que la planificación de la tesorería exige entender la situación de cada PYME en al menos cuatro dimensiones:

  • Generación de caja operativa. A través de:
    • Cálculo del EBITDA.
    • Cálculo y pago del Impuesto sobre Sociedades.
  • Gastos y cargas financieras.
    • Pago de intereses y principal.
    • Tesorería necesaria para cubrir la carga financiera.
  • Inversiones:
    • Capex (en inmovilizado).
    • Lanzamiento nuevos productos, etc.
  • Necesidades de circulante.
    • Estacionalidad mensual.
    • Periodos medios de cobro, pago y almacenamiento.
    • Tesorería mínima operativa.

¿Y después qué hago?

Una vez entendidas y controladas estas cuatro dimensiones, tendremos en nuestras manos la base que nos permitirá realizar una buena planificación de tesorería a medio plazo (estrategia) y su seguimiento a corto plazo (táctica), ya que una estrategia sin táctica no se cumplirá, y táctica si estrategia, nuestro negocio irá a la deriva.

Por todo ello, recomiendo a cualquier emprendedor, empresario, director etc., entienda y tenga perfectamente interiorizadas estas cuatro dimensiones que determinarán la evolución de su tesorería, una vez interiorizadas las mismas sabrá que palancas accionar, y cómo mejorar la tesorería de su negocio, y que por tanto, se eviten tensiones innecesarias que pudieran condicionar su futuro o incluso llevar al traste ideas de éxito.

Artículo de Joaquín Iserte. Director Financiero en RM Grupo

Docente del Máster de Dirección de PYMES de IEM.