Sin categoría

WordPress: claves del éxito de un gestor de contenidos

En este artículo, nuestro profesor del Programa Superior en Comunicación y Marketing Online, Pablo Obiol (@pabloobiol), nos habla sobre el importante crecimiento que WordPress ha tenido dentro de las nuevas plataformas de gestión de contenidos web, siendo una de las soluciones con mayor aceptación.

[fusion_builder_container hundred_percent=”yes” overflow=”visible”][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”no” center_content=”no” min_height=”none”][hr]

Con la actual hegemonía de Google en el negocio de las búsquedas y la definitiva implantación de la tan traída y llevada Web 2.0, a nadie se le escapa que el éxito o fracaso de una empresa u organización puede venir dictado por su posicionamiento en los resultados de búsqueda.
En este contexto competitivo, dinamizado aún más por la entrada en escena de las Redes Sociales, queda claro que la proactividad y agilidad en la edición de contenidos de calidad es uno de los pilares fundamentales de cualquier estrategia de comunicación online.
Las plataformas de gestión de contenidos web son una potente herramienta para estas tareas, y WordPress es sin duda una de las soluciones que mayor crecimiento y éxito ha registrado en los últimos años. En este artículo intentaremos desvelar cuáles son las claves de este éxito.

Hace tan sólo unos pocos años, mantener un discurso activo en la red era una actividad al alcance de pocas empresas y organizaciones. Los sitios web estaba estructurados como una colección de documentos que necesitaban ser editados y publicados por webmasters profesionales con conocimientos en edición HTML.
Si se deseaba un resultado profesional y una presencia continuada, la inversión de tiempo o los costes de externalización de este trabajo podían resultar prohibitivos, y en muchos casos se terminaba optando por desarrollar sitios web meramente presenciales, totalmente estáticos y focalizar los esfuerzos de comunicación en otros medios.

Los gestores de contenidos (o CMS en su acrónimo inglés) se idearon para eliminar estas barreras, concediendo a usuarios sin conocimientos en programación el control de la edición y publicación de contenidos en la red, mediante el uso de herramientas que en muchas ocasiones se asemejaban a sencillos procesadores de textos.
Como siempre que surge una necesidad, nacen muchas opciones para cubrirla. En pocos años fueron surgiendo distintas soluciones abiertas o propietarias para cubrir esa necesidad. Una de las más exitosas actualmente es WordPress un CMS de código abierto desarrollado inicialmente por la compañía Automattic .

Según datos ofrecidos este verano por el fundador de la compañía, el 18,9% de la web está actualmente gestionado con WordPress, y dicho gestor de contenidos ha sido descargado más de 46 millones de veces. Estos datos son aún más relevantes si tenemos en cuenta que sólo un 35% de los sitios web existentes son administrables mediante un CMS, según datos de la W3C.  Ello nos revela que casi dos tercios de las webs que utilizan gestores de contenidos confían en WordPress para su funcionamiento.

Inicios humildes

WordPress comenzó su andadura hace poco más de 10 años como una sencilla herramienta de gestión de blogs. Al contrario de otras herramientas más ambiciosas  inicialmente concebidas para la gestión de portales de contenidos y sitios webs corporativos, sus primeras versiones se limitaban a la gestión de entradas de una bitácora  y no permitían mantener un sitio web completo.

Wordpress IEM

La versión 0.71 de WordPress presentada en Junio de 2003 tenía lo justo para mantener un blog.

Estos inicios humildes son quizás el motivo por el cual durante muchos años WordPress fue tratado con desdén, como una solución amateur, por los profesionales del desarrollo web.
Viendo la evolución que ha seguido la plataforma, no es descabellado pensar que la condescendencia con la que fue tratado inicialmente por los que más tarde serían sus competidores acabó favoreciendo a los creadores de la plataforma, permitiéndoles trazar una estrategia de crecimiento a largo plazo.
Pese a su sencillez, las primeras versiones ya hacían gala de algunas de las señas de identidad que acabarían siendo marca de la casa: código abierto (con licencia GPL), un interfaz limpio, intuitivo y amigable y un escrupuloso respeto por los estándares.

Es aplicación, y también servicio

WordPress existe en dos versiones semejantes, pero orientadas a públicos muy distintos.
En WordPress.com se puede acceder a una versión SaaS del CMS  alojada en los servidores de Automattic, que funciona con un modelo de negocio freemium parecido al de  Blogger.com, la plataforma de blogging de Google: se disfruta de manera gratuita de la funcionalidad básica y se pueden obtener extensiones mediante el pago de cuotas.
Representa el entorno ideal para familiarizarse con el funcionamiento del gestor, si bien  obviamente tiene limitaciones y contrapartidas, especialmente si se quiere utilizar en un entorno corporativo.

En WordPress.org se puede descargar la versión instalable en servidor del CMS, totalmente abierta y que proporciona toda la potencia a los usuarios más exigentes, pero que obviamente requiere de un hosting donde ejecutarse y que debe ser instalada, configurada y mantenida.

Plataforma abierta

WordPress, como ya hemos comentado, es Open Source está desarrollado bajo una licencia GPL. Eso implica que todo su código esta disponible para quien quiera consultar su funcionamiento interno. Está desarrollado en lenguaje PHP, por lo que las herramientas para desarrollarlo son gratuitas y de libre disposición.
Dispone de una API (o librería de funciones) muy bien documentada, lo cual facilita la vida de la gente que quiere desarrollar para la plataforma.
Ello implica también un incremento en la oferta de plug-ins , con una floreciente oferta que actualmente ronda las 28.000 extensiones disponibles aprobadas por Automattic y disponibles libremente en el directorio de plug-ins de Wordpres.

Comunidad de usuarios y desarrolladores muy activa

Tal vez como consecuencia de la facilidad de desarrollar para WordPress,  en los últimos años ha crecido una nutrida y activa comunidad de usuarios y desarrolladores, la cual siempre está dispuesta a dar soporte en foros y redes sociales y prepara múltiples tutoriales.
Ello facilita la curva de aprendizaje a nuevos usuarios y solventa la mayoría de problemas de puesta en marcha, configuración o migración.

Estricta separación entre contenidos y funcionalidad

El modelo de plantillas de wordpress permite a los gestores de un sitio independizar del contenido los cambios en el aspecto de la web, lo cual permite modificar rápidamente el diseño de sitios que ya tienen gran cantidad de contenido redactado. La arquitectura interna de WordPress provee también una clara separación entre el núcleo del gestor y los contenidos que gestiona, por lo que en la mayoría de casos las actualizaciones a una versión superior de WordPress no son traumáticas.

Crecimiento constante

Uno de los mayores miedos a la hora de adoptar una tecnología para gestionar los contenidos de un sitio es que ésta quede obsoleta o se abandone su desarrollo.
Wordpress suele tener una actualización relevante cada 6 meses aproximadamente , si bien suelen darse actualizaciones incrementales cada mes o par de meses. Ello es especialmente importante en un contexto en que los ataques a sitios por parte de hackers está a la orden del día y es necesario mantener la plataforma actualizada.

Modular y extensible

La proliferación de plugins y extensiones para WordPress ha hecho que las posibilidades de la plataforma se hayan expandido enormemente.
Actualmente existen plug-ins que dotan al CMS funcionalidades de sitio web corporativo , e-commerce, comunidad de usuarios, portal de venta inmobiliaria, portfolio fotográfico, videoblog, etc…

Ventajas SEO

Sin duda uno de los motivos que ha llevado a mucha gente migrar a WordPress ha sido sus buenos resultados en SEO y posicionamiento de contenidos, derivados de las buenas prácticas empleadas en el desarrollo de sus plantillas y el esmero que pone Automattic en respetar los estándares web en ellas.
Instalando alguno de los plug-in SEO de la amplia oferta que tiene dedicada a estas tareas, los resultados que se obtienen en relación al tiempo obtenido suelen ser espectaculares.

Facilidades de migración

WordPress incorpora de serie interfaces para la importación automática de los contenidos trabajados  en la mayoría de CMS con los que compite, lo cual sin duda ha allanado el camino en el avance de esta plataforma.

Puntos débiles y amenazas

No todo van a ser cosas buenas, WordPress tiene también detractores, y muchos de sus argumentos son sólidos y defendibles.
La proliferación de sitios webs gestionados con WordPress ha conllevado el nacimiento de técnicas de hacking y ataque a sitios especialmente desarrolladas para este tipo de CMS. No quedan lejos los ataques de denegación de servicios (DoS) perpetrados por botnets y sufridos masivamente en sitios WordPress de todo el mundo este mismo año. Los desarrolladores de WordPress han intentado estar a la altura actualizando el núcleo con mejoras de seguridad, pero está claro que poco efecto tienen estas mejoras si los administradores de los sitios no actualizan sus versiones del CMS o hacen caso omiso de las recomendaciones de seguridad disponibles.
En ese sentido, la recientemente liberada versión 3.7.1 de WordPress puede marcar un punto de inflexión, pues será la primera de ellas que puede actualizarse a si misma en segundo plano y sin intervención del gestor del sitio, lo cual es previsible que complique bastante la vida de los hackers.

Otra de las objeciones más escuchadas a WordPress, sobre todo por parte de usuarios de otras plataformas CMS más complejas, es su enfoque minimalista. La funcionalidad ofrecida por un WordPress “de serie” es muy básica y suele ser habitual tener que instalar varios plug-ins para obtener prestaciones que vienen de serie en otros CMS, como pueden ser el soporte multi-idioma, las herramientas de optimización SEO, un sistema de caché que descargue un poco al servidor en sitios con mucho tráfico de visitas  o algo tan simple como un captcha para prevenir el spam en el sistema de comentarios.
Dicho minimalismo, por otro lado, puede responder a una filosofía de diseño: la de poner a disposición de los usuarios un producto muy sencillo de utilizar, que cumple con las expectativas del 90% de los usuarios, y que además puede ampliarse para cumplir con las exigencias del 10% restante. Se podrá estar de acuerdo con este enfoque o no, pero con los datos de descargas de WordPress en la mano, está claro que algo deben estar haciendo bien sus desarrolladores.

Artículo escrito por @pabloobiol


Suscríbete al Newsletter de nuestra Escuela de Negocios IEM





 

[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]